Asesinos.

Que no, que no

Que no es que las matan

Es que las matamos

Que no, que no te odian

Es que están hartas

Que las que tienen que hablar

Son ellas

Que nosotros nos callamos

Que llevamos cientos de generaciones

Haciéndolas tejer sus propios bozales.

 

Que sí, que sí, que eres frágil

Que puedes llorar, niño

Claro que puedes

Que tu masculinidad es frágil

Que te moldean así

Que te envuelven así

Que te hacen creer que no puedes sentir

Si supieran que tú tampoco puedes entender.

 

Que no, que no te odian a ti

Que repudian al sistema

Que tú consientes

Que te hace ser así

Ahora, tú no

Pero tus nietos

Le darán las gracias a todas esas brujas

Que pretendes quemar

Y te preguntarán

Abuelo, ¿Dónde estabas mientras ella rompía sus cadenas?

Ojalá digas

En silencio

Pero a su lado.

Anuncios
Publicado en Poemas, Textos | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Engullir sin masticar

Vomitar

Esperar una respuesta

Nollorarnollorarnollorar.

 

Me pregunta: ¿Por qué es tan triste lo que escribes?

Respondo: ¿Por qué no me sacas de aquí?

 

Llora, sonríe, grita, muerde, solloza, ríe, bosteza

Estoy delante

Quiero callarme

Pero acabo llorando

Los silencios hablan

Si quieres escuchar.

 

Soy culpable

Soy culpable

El niño arremete contra la tripa

Quiere invertir el proceso

Si no recuerdas nada

¿También se llama morir?

 

Nadie puede sacarme

No tengo fuerzas ni para rendirme

El amor propio es el más importante

Pero ni siquiera mi amor me pertenece

¿Qué es lo que hay?

Sólo un cuerpo

Dentro de un útero de celofán.

 

 

Brazos morados

Líneas blancas

Parece tiza

Tiza escrita en uñas

Untadas en rabia

No oí nada

Él no oyó nada

No hubo nada

Las paredes son cómplices

Volvería a ponerme entre el metal y tu piel.

 

Nadie leerá este poema

Porque a este poema nadie lo querrá

No sé si quiera si es un poema

No sé ni siquiera por qué existe

Pero aquí está

Mi hijo, mi espejo, mi oasis

Mi único hogar

Podrán llevarse todo

Pero siempre lloverá, y aunque sea sobre barro

Escribiré, escribiré, escribiré

Para siempre, desde jamás.

Publicado en Textos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Últimas flores.

-Te ves bien, me encantaba ese vestido, ya, ya sé que no necesitas saberlo, pero, no sé, da igual. Él parece majo, la clase de persona con la que no te da miedo mirar atrás, pero te hace disfrutar de lo de delante. Bonita boca, si tú estás bien, eso es suficiente para mí.

Lillum se acerca al cristal

 

-No sé, no tengo mucho que decir la verdad, es siempre agradable verte. Me hubiera gustado decirte tantas cosas antes y ahora no sé cómo empezar. El otro día creí verte, pero ya son tantos los días en los que pienso para verte que ya no sé dónde estás, que no sé si te pierdo, pero sólo pensar en perderte me hace encontrarte en un vacío, ya ves, ver para creer.

 

Lilium empieza a llorar.

 

-Perdona, pero es que estaba muy nervioso, me dolía el estómago, y ya, ya sé que me duele la tripa por todo. Tengo miedo del día que la voz que utilizo dentro de mí para recordarte sea la mía. Parece que fue ayer, ¿verdad?, pero han pasado ya 10 semanas, dos días y varios daños, desde la última vez que fuiste real en mí.

 

Las lágrimas de Lilium empiezan a formar charcos bajo sus pies, que se van transformando en pequeñas raíces.

 

– ¿Sabes? Muchas veces quería ir corriendo a tu portal, e imaginar que nunca nada había pasado, de alguna forma romper el tiempo y el espacio y ser el lugar en el que estamos, observar desde detrás cómo cambiaba el mundo cuando éramos. Ahora bebo como Artemisia para poder llenar desde dentro las heridas y los huecos.

 

Sus dedos y sus pies ya son parte de la tierra, sus piernas, se transforman en tallos que ya llegan a su cadera, sigue dándose de llover.

 

-Y sigo sin quererme a mí mismo, y sigo queriéndote mal aún sin escucharte, soy una flor tan egoísta. La quise lo mejor que supe, pero a veces, lo que mejor sabes no es lo que se merece.

 

Lilium acaba por vencer ante sus propias hojas y tallos, y, antes de que su boca se haga estambre y su piel, pétalos, susurra:

Gracias por esta nada, ahora comprendo que fuiste todo.

 

Y sobre el último pétalo de Hyacinthus, cae la primera gota de rocío.

Publicado en Entradas favoritas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Tú no lo sabes

Ven, volemos a un lugar secreto

Donde los pájaros guardan

Los tesoros del cielo.

 

Tú no lo sabes pero

Guardo las estrellas de nieve

Que caen cuando congelo el tiempo

 

Y ya he formado un universo

Con trocitos de tu risa

Pedazos ardientes de hielo

Quemando este invierno

 

Y no queda más por ver

 

Y tú no lo sabes

Tú no lo sabes

Que no es que me cueste inhalar

Es que me quiero ahogar

En el mismo viento que te da de respirar

Y tú no lo sabes

No, que va.

 

Ven, bailemos, el cielo será cemento

Se me escapa una sonrisa, mientras cae la colilla

Y no quiero verme más, no, no quiero verme más

Odio ser incapaz de hacer que el tiempo dure más

 

Y ya he contado los satélites

Que girarán sobre tus lunares

Diez yemas enlazando en braille

Poesía espacial en tu piel de arte

 

Y no queda más por ver

 

Y tú no lo sabes, no que va

No lo sabes

Que me muero si te vas

Y si me callo es por el miedo

Al final del cuento

Que suena a ti marchándote

Sin saber

Lo que te quiero amar.

 

Publicado en Entradas favoritas, Textos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Mirar

La estoy viendo bailar

A través del cristal

Y la luz del bar

Remarca su silueta al volar

 

Y me siento pequeño

Quiero gritar

Verla sonreír es como escuchar

Tu canción favorita por primera vez

Pero sin parar

Todo lo que no te dije era verdad

Lo pienso y me odio un poco más

Bajaré de mi nube un día

Que llueva sin parar.

 

Los estoy viendo girar

A través del cristal

me gustaría golpearlos

Hasta vomitar

La única forma de amar

Que entiende el hombre actual

Es convencerla de que nunca

Tuvo alas detrás.

 

Y la estoy viendo brillar

Es como intentar

Entender una constelación

Mirando al cielo

Proyectado sobre el mar.

 

 

La estoy viendo bailar

A través del cristal

Y las estrellas

Forman un camino por donde ella va.

Publicado en Poemas | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Primera promesa

Recuerdo mi primera promesa, cómo para olvidar su rostro y sus pecas.

Éramos casi niños, ¿Qué eres cuando tienes 13 o 14 años? Empiezas a descubrir nuevos sabores tragando escalofríos, empiezas a ver colores que antes no habían aparecido y toda la amalgama de motivos y sensaciones llevan un nombre, que se hace sujeto cuando te hace soñar y se hace verbo, cuando no puedes dejar de crear para disfrutar de su reacción, porque cada movimiento, cada pequeño atisbo de vida, es arte. Une la arquitectura en su silueta, la escultura en su rostro, la pintura en sus lunares, la música en su risa, la danza en su particular mueca cada vez que carcajea, lo literatura en todo un mundo escrito en un lenguaje que no se escribe, que no sé entiende, que sólo se mira; todos los recuerdos son secuencias de imágenes fijas, ella es la poesía de la escritura de la luz.

Recuerdo mi primera promesa, no fue mi primer amor, tampoco fue mi primera gran relación. No, sólo fue una promesa, de niño a niña. Es la clase de cosa que sólo alguien como yo se acuerda, no escribiré tu nombre, me vale con pensarlo.

Recuerdo cómo nos prometimos que cuando tuvieras 16 años y estuvieras sola, y yo también, estaríamos juntos. Creo que fue una declaración tan pura, pensar que 16 estaba tan lejos, y ahora, me parece antes de ayer.

Tu vida seguro que es genial, tendrá sus momentos bajos, y también felicidad. No te acordarás de mí, ni pretendo que lo hagas. Sólo quería decirle al mundo que fuiste mi primera promesa, aunque no se cumpliera, aunque nunca volviéramos a hablar desde aquel verano.

Porque cumpliste dieciséis y no te acordaste, y yo estaba en otra promesa, que se acabó partiendo también, que incluso me partió, pero que me hizo muy feliz el tiempo que duró. Porque ahora no sé dónde están los próximos dieciséis años, no sé dónde estaré, no sé dónde estarás.

Quizá coincidimos y nos recordemos y nos riamos de nuestra niñez, quizá hasta nos prometamos otro café, quizá todo lo que quede sea esta página.

Como un memorándum

No sé por qué, pero creo que no te podré olvidar

Primera promesa.

Publicado en Entradas favoritas, Textos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Chica tormenta.

El amor no es una guerra

Aunque haya guerras en nombre del amor

El amor nunca será sufrimiento

Aunque a veces sea dolor

No todo vale

Aunque como en la guerra

Nadie venza

No hay perdedor

Sólo perdidos

Lo único que importa es que sea infinito

Mientras dura.

 

A rey muerto

Dios erigido

Hay dos tipos de creyentes

Los que no tocan la estatua

Y los que riegan la piedra

Corroyéndola

Esperando a que nazcan flores rebeldes

De entre ordenadas creencias.

 

Soy un profano

Un tránsfuga

Soy la gota que empuja a la gota

Que colma el vaso

La mano haciendo voluta

En tu pelo

Mi poesía muestra toda

Mi cara erística

Soy todas las características

Pero no me pongas rostro

Porque como la luna

Te doy la espalda

La pluma es mi látigo

Y mi sangre tinta

Todas las heridas

Son tatuajes

Hago del dolor, arte.

 

Muerdo la mano que me da de comer

Beso la boca que me da de beber

Y me emborracho de sed

Cada vez que me trago las frases

Si estás cerca es porque estoy dormido

Si estás lejos

Debo estar sobrio

 

Empinaré el codo

Levantaré la mano

Imaginaré su pelo cayendo de lado

Quiero verla otra vez

Necesito vaciar mi página mental

Encontré una aguja entre tanta paja

Y ahora me pincho su recuerdo

Eres una droga curiosa

Eres ausente y me he hecho adicto

A la abstinencia.

 

En medio de la ucronía ella me besa

Y no sabría distinguir

Entre la muerte o el orgasmo

Nunca estuve en un cielo que ardiera tanto

Nunca imaginé que en el infierno hicieran

90 grados

Pero tampoco imaginé

Que estaba ahí

Donde acaba la tierra

Donde empieza tu cadera.

 

Chica tormenta

Haz que llueva

Evapórame

Seré parte de ti

Mientras vuelas.

 

Publicado en Entradas favoritas, Textos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Embrión

Tallé letras

Y cuando quemes la hoja

Del tallo

Nacerán rosas

No quiero un púlpito

No soy más que un pálpito

Un día podré palpar mis alas

Dejar caer la crisálida

Ser con el viento uno

 

Recuerdo las noches en los parques

El circo de mirar chicas

No había ningún baile

Sólo aspirábamos a aprender braille

Entre lunares

Los más tímidos reíamos la gracia

Al más machito

Me sentía ayudante

De payaso en este circo

 

El limbo que separa

Al que piensa sin actuar

Y al que actúa sin pensar

Sin pensar, sin hacer

Pero actuando en este teatro

Introducción, dos besos

El nudo en la garganta al ver sus ojos

El desenlace, sus brazos

Enlazando a un paleto

Así eran mis quince años

Ahora tengo veinte

Y no sé, sigo improvisando.

 

Tallé letras

Ahora quemo estas hojas

La tinta se hará ceniza

Y de la ceniza, tierra

Y de ella, rosas.

 

Es sólo un pálpito

Seguiré puliendo

Este guion

Deseando no acabarlo.

Publicado en Textos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

La chica a la que nunca escribieron

La chica a la que nunca escribieron

Espera en su trono de cristal la carta

Que nunca le llega

La que dice todo fluirá

Espera sonriendo, abrazando la almohada

A que la estrella fugaz

Pida el deseo por ella

Porque yo ya no sé quién es la estrella

Y quién el cielo.

 

La chica a la que nunca escribieron

Quiere que alguien la comprenda

Yo cuando escucho su voz

Escribo todo lo que no le digo

Cuando la vi a los ojos

Supe que iba a doler

Hubiese dolido más

No verla nunca.

 

La chica a la que nunca escribieron

No sabe lo que es la métrica desesperada

Intentando medir el mundo que forma

Cada vez que habla

Que estoy en su invierno

Como un ladrón de su frío.

 

La chica a la que nunca escribieron

La escucho

Buscándola siempre en el siguiente segundo

En el que coincidan nuestras mentes

Pensando en que vamos a decir

Para no tener que dejar de decirnos

 

La chica a la que nunca escribieron

La leo

Buscándola siempre en la siguiente palabra.

 

Chica a la que nunca escribieron

Recuerdo el milagro

Ese puto milagro

Te acercaste y nos miramos

Hasta ese día había sido ciego

 

Chica a la que nunca escribieron

Te estoy escribiendo

Este poema para que sepas sin querer

Que yo quiero escribir

Todo lo que quiero escucharte

Otra vez

Y Abrazarte

Otra vez

 

Yo te veo

Yo te escribo

No soy importante pero

Creo que me estoy enamorando

De todos tus miedos

De todas tus fantasías

De lo que piensas

De los colores que se forman

Sin que tú quieras

Cada vez que ríes

Cada vez que rompes la cadena a mi boca

Y haces que sonría

Cada vez.

 

Chica a la que escribo

Quiero encontrarme en tu mente

Y escribirte

Escribirte

Vivirte.

Publicado en Entradas favoritas, Poemas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Lección

Te voy a enseñar a escribir

Ya es algo personal

Te concedo el beneficio de la duda

El consuelo del ignorante

Sé que quien no conoce a dios

A cualquier línea le llama poema

Y no vas a comparar esa ceniza

Con esta llama.

 

Todas las fotografías las vi yo antes

No es ironía si digo que avanzas al arte

Tu literatura es en papel de váter

 

¿Quieres ser un mártir?

Puedo colgarte de todas las tes que tengo taladas, tensar el tiempo, tengo tanto que construir, mi mente es inmensa, caótica e infinita, tu ingenio es inerte, tus ideas tenues como la basura que se amontona en una huelga, tu bombardeo de ideas suena a diarrea.

 

Quiero verte hablar

El amor es ciego y sordo

Y no eres el primer frágil que no se rompe

Hablas de delicadeza, romanticismo, esperanza

Retorica cliché, típica tónica, más tópicos cebando tu boca

Cualquiera se cree artista si le dejas tinta y espacio

Una flor y el enfoque en automático

Hablas porque tienes boca

Que alguien le dé ya de beber

Borracho seguirás hablando

Pero al menos me podré reír

El bebé balbucea

Dame más teta

¿Eso es la poesía intensa?

 

El corazón seco y la cabeza hueca

Somos distintos

Yo tengo el corazón hueco

La cabeza llena

Y la boca seca

Que alguien traiga otra botella

Intento inducirme el vómito mientras me rio

De lo que publicas, es fatídico, fétido, cada vez que suspiras mirando al cielo, no llueve solo para ti, disculpa por la información.

 

Todas tus frases las debería firmar acción patética

 

Te voy a enseñar a escribir

La primera lección es

No escribas.

Publicado en Textos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario